Villota F1

Restauración LYNCAR F1 De Emilio De Villota

Así se desarrolló en 2017 la rehabilitación de la unidad  de F1 con la que el madrileño Emilio De Villota ganó una carrera de las Shellsport G8 International Series de 1977, convirtiéndose en el primer piloto español capaz de lograr la victoria con un vehículo de la máxima categoría.

Además de gestionar numerosos proyectos deportivos en diferentes especialidades del automovilismo, uno de los puntos álgidos de la labor técnica llevada a cabo por SMC Junior Motorsport a lo largo de los últimos años ha sido la restauración de un Fórmula 1 de época: el Lyncar con el que Emilio de Villota comenzó a forjar su palmarés como piloto de monoplazas, haciendo historia al protagonizar el primer triunfo de un piloto español a bordo de un bólido de la disciplina por excelencia del deporte del motor.

Fue en 1977, sobre el trazado británico de Mallory Park, donde el madrileño se acabó imponiendo gracias a un adelantamiento magistral durante los compases finales, sellando así su primera victoria internacional en las Shellsport G8 International Series. Toda una hazaña para el automovilismo de nuestro país, que, poco después, abrió definitivamente a Emilio de Villota las puertas de la Fórmula 1.

El monoplaza (chasis 006), construido por Lyncar Engineering Ltd., tuvo como piloto a John Nicholson antes de pasar a manos del español, quien defendió con él los colores del equipo Iberia Airlines F1. La misma librea que luce ahora el monoplaza, tras el preciso y exhaustivo trabajo realizado durante siete semanas por SMC Junior Motorsport, devolviendo a su estado original el Lyncar, con motor Ford Cosworth V8 y caja de cambios Hewland, que sirvió a Emilio de Villota para alcanzar su primer gran éxito al volante de un Fórmula 1.

El vídeo adjunto, filmado dentro de las instalaciones del equipo capitaneado por Gonzalo de Andrés, reproduce todas las fases de rehabilitación del vehículo, que se expuso al gran público, ante la presencia de Emilio de Villota y su familia, en el ClassicAuto Madrid de 2017, donde se rindió homenaje a la figura del insigne piloto español. 

Emilio de Villota (ex piloto de Fórmula 1):«Es difícil transmitir el sentimiento que me produce volver a ver el Lyncar F1 tal y como estaba cuando conseguimos aquella victoria en Mallory Park. SMC Junior Motorsport ha alcanzado un nivel de excelencia y rigor inimaginable. Estoy muy agradecido por el trabajo de restauración que ha llevado a cabo el equipo. Una auténtica obra de arte, y en un plazo de tiempo increíble». 

Gonzalo de Andrés (director SMC Junior Motorsport): «Restaurar uno de los pocos Fórmula 1 originales que tenemos en España es uno de los proyectos más gratificantes que hemos realizado como empresa. Después de haber estado 34 años parado, lo recogimos el 2 de enero de 2017 en un estado bastante deteriorado por el paso del tiempo, pero con una base excepcional. Una restauración de estas características suele llevar varios meses, incluso años; tras siete semanas de intenso trabajo, quedamos muy satisfechos con el resultado final, que fue muy gratificante. Tratamos de mantener totalmente sus piezas originales, en la mayoría de los casos recurriendo a tratamientos para saber cómo estaban en su día, y dejarlas igual. Su tornillería inglesa sigue siendo la original. El monocasco y el resto de piezas de aluminio se pulieron a mano. El aspecto final del coche es espectacular. Estoy muy agradecido a la familia de Villota por que confiaran en SMC Junior Motorsport, y, en especial, a Emilio padre, por contagiarnos el entusiasmo del automovilismo más puro».

Galeria de Imágenes